BIL 3-6 (Inicio Lectura)

bil36

Pilar Sellés Nohales

Tomás Martínez Giménez

Eduardo Vidal-Abarca

Ramiro Gilabert Pérez

Este test consta de 15 pruebas relacionadas con la adquisición de la lectura. Unas de ellas intentan evaluar habilidades que se ha demostrado que son predictoras del éxito lector, y otras intentan medir habilidades que se ha comprobado facilitan el acceso a la lectura.

Predictores de la lectura: conocimiento Fonológico (Rima, Contar Palabras, Contar Sílabas, Aislar Sílabas y Fonemas y Omisión de Sílabas) y Conocimiento Alfabético (Conocimiento del nombre de las letras).

Habilidades facilitadoras: conocimiento Metalingüístico (Reconocer Palabras, Reconocer Frases y Funciones de la lectura); Habilidades Lingüísticas (Vocabulario, Articulación, Estructuras Gramaticales, Conceptos Básicos); Procesos Cognitivos (Memoria Secuencial Auditiva y Percepción).

A continuación se explican con más detalle las pruebas:

Rima: evalúa la capacidad de identificar si dos palabras terminan igual.

Contar palabras: se trata de averiguar si el niño es capaz de identificar las palabras en la cadena de sonidos del lenguaje oral.

Contar sílabas: se trata de averiguar si el niño es capaz de identificar las sílabas en la cadena de sonidos del lenguaje oral.

Aslar sílabas y fonemas: evalúa la capacidad del niño de identificar silabas y fonemas al principio de palabra.

Omisión de sílabas: evalúa la capacidad de identificar y manipular las silabas finales de las palabras.

Conocimiento del nombre de las letras: se refiere al conocimiento que tiene el niño del nombre de las letras (vocales y consonantes).

Reconocer palabras: Hace referencia al conocimiento que tiene el niño de lo que es una palabra, evaluando si es capaz de diferenciarla de una serie de símbolos, letras o números.

Reconocer frases: Evalúa si el niño reconoce lo que es una frase y sus características.

Funciones de la lectura: Se pretende averiguar si el niño sabe para que le sirve leer, es decir la funcionalidad del lenguaje escrito.

Vocabulario: se refiere a la cantidad de léxico semántico que dispone el niño, y que le va a facilitar tanto el acceso a la decodificación de las palabras como a la comprensión de las mismas.

Articulación: se refiere a la forma del lenguaje. Se intenta saber si el niño posee un lenguaje articulatorio suficientemente desarrollado, para poder identificar correctamente los sonidos del habla y poder realizar correctamente la conversión grafema-fonema.

Conceptos básicos: relacionada con la lectura comprensiva, se refiere al contenido del lenguaje. Trata de medir el lenguaje comprensivo del niño, a través de la evaluación de una serie de conceptos básicos (arriba-abajo, dentro-fuera, cada, mitad…).

Estructuras gramaticales: esta prueba está más relacionada con la lectura comprensiva. Se trata de evaluar si el niño posee un adecuado nivel de sintaxis que le permita entender el mensaje que está leyendo.

Memoria secuencial auditiva: mide la memoria verbal con una tarea de repetir palabras y frases.

Percepción: evalúa la capacidad del niño de discriminar entre símbolos y letras muy parecidos entre sí.

Puntuaciones globales:

Conocimiento fonológico: se refiere a la conciencia que tiene el niño de las unidades sonoras del lenguaje (frases, palabras, silabas, fonemas).

Conocimiento alfabético: se refiere al conocimiento que tiene el niño del nombre de las letras (vocales y consonantes).

Conocimiento metalingüístico: hace referencia al conocimiento que posee el niño acerca de las unidades que componen el lenguaje escrito (letra, palabra y frase), así como al conocimiento del uso y función de la lectura.

Habilidades lingüísticas: hace referencia a las competencias en vocabulario, lenguaje comprensivo y sintaxis.

Procesos cognitivos básicos: evalúa la capacidad de atención y percepción como mecanismos básicos de captación y selección de la información escrita y de memoria secuencial a corto plazo.

Puntuación total: describe el grado en que el niño ha desarrollado, en conjunto, las diferentes habilidades facilitadoras relacionadas con la adquisición de la lectura.

 

Puede adquirir este artículo en nuestra TIENDA

 

 

revista depastoral juvenil

Volver